sábado, 1 de diciembre de 2012

Usos y Costumbres Dentro y Fuera del Templo


Por: Jaime Castilla Camacho, 32º 
Ex Gran Maestro de la Muy Respetable Gran Logia
del Norte de Colombia

Para empezar me permito traer la introducción del “Libro Negro de la Francmasonería” escrito por el Querido Hermano Serge Raynaud de la Ferriere: “Ante todo es necesario saber por encima de nuestras Logias, de nuestros Templos, de nuestros Grandes Orientes y de nuestros Ritos, ha existido siempre una Dirección Iniciática Universal, una Masonería o Gran Oriente Universal de carácter esotérico, cuyo Supremo Consejo compuesto de verdaderos Iniciados, recibe la línea directiva de los propios Santos Santuarios Esotéricos para transmitirla en seguida a través de ciertos intermediarios a organismos más exotéricos”. Más adelante este autor dice: “No existiendo ya estos Instructores, vino la disolución, los cismas, hasta la ruptura completa de dichas asociaciones con el Poder Central Iniciador. Es por esto que se encuentran símbolos idénticos en las diferentes sectas secretas. En efecto, los fundadores han sido diferentes, pero por encima del rito o del dogma que fundaron y al cual se consagraron, todo procedía de los mismos orígenes y de la misma fuente de los Santuarios”(1).

El propósito de esta plancha es compartir con mis Queridos Hermanos, a mi parecer, algunas observaciones importantes que he podido apreciar a través de mi relativamente corta experiencia en nuestra Orden.

Inicialmente debo recordar que nuestra Orden es fundamentalmente jerárquica, quiere esto decir que en todos los escenarios siempre, tanto dentro como fuera del Templo, hay una cabeza como primera autoridad. A pesar de ser todos iguales, hay por usos y costumbres una autoridad principal. En la Logia es el Venerable Maestro, y en la Gran Logia el Muy Respetable Gran Maestro. Por ello, al iniciar una Logia los Trabajos, si el Muy Respetable Gran Maestro está presente, siempre el Venerable Maestro presenta el mallete al Muy Respetable Gran Maestro para entregar la dirección de la Tenida. Esta jerarquía se respeta tanto en las Tenidas, como en la Masticación, que es la continuación después de finalizadas las del Templo, estos es, dentro de nuestros Talleres como fuera de ellos.

En el Rito Escocés Antiguo y Aceptado que practicamos en nuestra Muy Respetable Gran Logia del Norte de Colombia, en el primer grado, al iniciar sus trabajos se abre el libro de la Ley en el Salmo 133. Los Salmos son una colección de signos, versos o cánticos hebreos cuya composición se atribuye al rey David, este Salmo a la letra dice:


“Mirad cuán bueno y cuán agradable es habitar los hermanos en armonía. Es como el buen perfume que corre sobre la cabeza, el cuál desciende sobre la barba, la barba de Aarón y baja hasta el borde de sus vestiduras. Es como el rocío de Hermón que desciende sobre los montes de Sión, pues allí envía el Señor bendición y vida eterna.”

La principal idea del mensaje del Salmo se recoge en su primer versículo: HABITAR LOS HERMANOS JUNTOS, EN ARMONÍA. Ese evento de estar juntos y en armonía… ES BUENO, ES AGRADABLE Y ES DELEITOSO.

También es interesante la comparación que hace del buen perfume y del rocío que desciende sobre los montes de Síon. Esa es una región desértica y por eso tanto el rocío como el perfume son escasos y valiosísimos, esa es la bendición que envía el Gran Arquitecto del Universo.

“Probablemente la Masonería moderna escogió este Salmo para sus trabajos porque el éxito de la Masonería depende y descansa, en gran medida, en el placer de pertenecer a una entidad que desarrolla una mentalidad de convivencia y fraternidad cimentada en el interés común en ciertos y determinados principios”(2).

En algunas Logias de países como Francia, Italia, España, Alemania, y otras del mundo, se prescinde de esta parte en la apertura de los trabajos por considerarla muy religiosa, pero en nuestro caso todavía la conservamos y la consideramos muy importante. Con esta formalidad en la apertura de los trabajos se invita en primer lugar a la necesidad de que todos se den cuenta de la imponencia y la solemnidad del momento, y en segundo lugar que con la unidad de todos los Hermanos se hace hincapié de que la cooperación y la armonía es condición indispensable para la eficiencia y la belleza de los trabajos masónicos.

Para iniciar la presentación de una plancha siempre se invoca al Gran Arquitecto del Universo, se dice luego la triada Salud, Fuerza y Unión, porque la finalidad de todas ellas van encaminadas a buscar la mejoría del ser humano y de la humanidad como tal.

Simbólicamente trabajamos de Medio Día a Media Noche en Logia, por tal razón al presentar una plancha, no se dice ni buenos días, ni buenas, tardes o noches. Se inicia, estando al orden, con el saludo protocolario primero a la persona que preside la Tenida, si es el Venerable Maestro, se le hace a él, a pesar de la presencia del Muy Respetable Gran Maestro, quien sigue en el orden de saludos, luego los demás Ex Grandes Maestros, Venerables Maestros, demás Dignidades presentes, los Vigilantes y demás Queridos Hermanos. El saludo masónico que se hace dentro del Templo es diferente al que se da fuera de él, siendo éste último un poco más discreto.

Cuando el Venerable Maestro dice “Silencio y en Logia, y luego se asegura que estamos a cubierto, lo que sigue en el desarrollo de la Tenida se rige fundamentalmente por principios de respeto, de educación, con buenas costumbres, con buen comportamiento y urbanidad (de acuerdo con el libro de Carreño). Para hablar hay que solicitar primero el uso de la palabra a quien corresponda y esperar que se la concedan, cuando alguien está haciendo uso de la palabra los demás escuchan, no está permitido hablar por celular, ni chatear. Estamos a cubierto con el mundo profano.

Nuestra Orden también es una institución democrática, cuando alguien se hace Masón, no solamente adquiere derechos y contrae deberes en la Logia que lo recibe como miembro, sino para con toda la familia masónica universal. Por ello también cuando las decisiones se toman por votación, el Hermano Masón debe someterse a las decisiones de las mayorías, así sean contrarias a las suyas. Cuando no está de acuerdo con las decisiones del Venerable Maestro no puede contradecirlo en la Tenida, tiene el derecho a la apelación, pero ante la Gran Logia. Las Logias no pueden refutar, ni procesar a su Venerable Maestro, para ello está la Gran Logia.


Para toda Gran Maestría es muy importante que las Logias observen rigurosamente las liturgias, su Constitución, estatutos y reglamentos. En ellos está todo lo necesario para ser un buen masón, para ser una Logia que construya, aporta y edifica, y por consiguiente una Gran Logia fuerte y floreciente. No hay que inventar, solamente hay que revisar las liturgias, interiorizar y aplicar lo que ahí se enseña.

Para mencionar sólo algunas: En nuestra iniciación se nos preguntan y explican los tres deberes que tenemos: 1) Para con Dios, 2) para con sus semejantes, y 3) para consigo mismo. El que practica esos tres deberes correctamente es el que llamamos y definimos como hombre libre y de buenas costumbres.

En el Templo hay toda una simbología y que cada uno tiene un significado muy profundo, por eso el símbolo se mantiene, un triángulo equilátero es siempre un triángulo equilátero aquí, y en cualquier otra parte, lo mismo el número tres, la Piedra Bruta, el Sol, la Luna, el Mosaico, las Columnas, etc., todo ello está relacionado con el universo, pero también con nosotros. El Masón debe ser siempre una persona que investiga, que analiza y que actúa. En nuestro catecismo encontramos que los tres grandes golpes significan: buscad y hallareis, pedid y os darán, tocad y os abrirán.

Para finalizar quiero traer algunas costumbres que no se están usando recientemente.

Venerables Maestros

El Venerable Maestro es la cabeza de la Logia, pero requiere del acompañamiento de todos los demás Hermanos. Los Vigilantes son los guías de sus Columnas, antes se acostumbraba a charlar con ellos por fuera del Templo, se les daba instrucción y se les ponían tareas. El Hermano Secretario es el encargado de toda la correspondencia y el Libro de la Asistencia. El Tesorero lleva las cuentas y libros contables del Taller. El Hospitalario es el Hermano que siempre está pendiente de la salud de todos los Hermanos para informar, acompañar y auxiliarlos en casos de problemas de salud o calamidad. El Maestro de Ceremonias es el que se encarga de toda la decoración del Templo y de las necesidades dentro de los Trabajos. Cada dignidad y cada cargo están descritos en las Liturgias, constitución y estatutos.

Por otra parte, se ha olvidado la participación de la familia en nuestros eventos, antes se hacían eventos para nuestras señoras, nuestros hijos. Nuestra Masonería se debe manifestar en todos los roles de nuestra vida cotidiana, por eso es muy importante las Tenidas Blancas para alimentar nuestro espíritu con el arte, la cultura y el libre pensamiento dentro de la mayor tolerancia.

El papel de la Masonería siempre ha sido, es y siempre será el de formar verdaderos hombres de bien, para que con el permanente trabajo en su Piedra Bruta, promuevan y participen activamente en los grandes cambios que necesita nuestra sociedad. Siempre defender los principios de libertad, igualdad y fraternidad dentro de la mayor tolerancia.

EL COMPORTAMIENTO DEL MASÓN DEBE SER EL MISMO DENTRO COMO FUERA DEL TEMPLO Y EN TODOS LOS ASPECTOS DE SU VIDA.
                                                    
(1) De la Ferriere, Serge Raynaud. LIBRO NEGRO DE LA FRANCMASONERÍA. Editorial Diana. Primera edición. 14ª Impresión. México. Noviembre de 1985. Pp. 13-14.

(2) Martínez Masdeu, Edgar. MASONERÍA PARA NO INICIADOS. Talleres Gráficos de Impresora Oriental Inc. Septiembre de 2004. San Juan, Puerto Rico P. 121.