miércoles, 20 de febrero de 2008

Masón o Masona y Francmasón o Francmasona

-

Por: Mario Morales Charris 33º
Ven.·. Maest.·. Resp.·. Log.·. Lealtad No. 7
Ex Gran Maestro de la Muy Resp.·. Gr.·. Log.·. del Norte de Colombia
Pres.·. Gran Consejo de Cab.·. Kadosch «Lealtad Nº 3», Cám.·. 30°


El término Masón o Masona, según el diccionario de la Real Academia Española[1], proviene del francés maçon, y este del latín medieval macĭo, -ŏnis, que traduce albañil, de origen germánico. Que pertenece a la Masonería. Y Francmasón[2] o Francmasona, también procede del francés fracmaçon: franc (libre) y maçon (albañil). Persona que pertenece a la francmasonería. En francés, fracmaçonnerie o albañilería. La versión en inglés: free mason, traduce albañil libre. Sin embargo, el filósofo francés y tratadista Masónico Serge Raynaud de la Ferrière[3] nos enseña que el origen de la palabra «Francmasón» se deriva de «Franqueza», término que fue acordado en el medioevo por ciertos grupos del oficio. El término «free mason», vendría de «free stone» (piedra libre, piedra tierna) por oposición a la piedra dura que empleaban los «Roug masons» (manos de obra devastadores de la piedra bruta). Pero algunos han señalado igualmente que «free stone», no es otra cosa que la traducción de «franchepere», francés antiguo, en el cual el adjetivo «franco» significa «de excelente calidad» y con el que trabaja el «masoune» (vieja palabra francesa para designar el obrero masón).

Al respecto, el historiador y político español Ricardo de la Cierva y de Hoces[4] manifiesta que el término «Francmasón» se empezó a utilizar en Inglaterra como en Francia durante el siglo XII, aunque el primer documento inglés donde aparece es de 1376. Esto se justifica porque el idioma francés se impuso en Inglaterra a raíz de la victoria en 1066 de Guillermo el Conquistador, Duque de Normandía, sobre los sajones en Hastings y tuvo mayor ingerencia en Escocia por la vinculación de la Orden de los Caballeros Templarios, de origen francés, con la realeza.

Según José María Ragón[5] (1781 – 1862), literato francés, uno de los Masones Más distinguidos de su época y de los escritores más notables de la Orden, planteaba que el título calificativo de Masón, sólo debe aplicarse a los obreros constructores o miembros de corporaciones de albañilería o arquitectura material, en tanto que Francmasón es el nombre del constructor libre, emancipado, moral y simbólico, que por lo mismo construye solamente la obra filosófica y regeneradora de la humanidad. Efectivamente, Ragón se fundamenta en que antiguamente este título se les aplicaba a los miembros de las asociaciones de constructores que dieron a Europa sus mejores edificios (Catedrales, castillos, etc.) de la Edad Media y del Renacimiento, actualmente debemos entenderlo en su acepción figurada, diciendo que el Masón es un constructor del templo simbólico de la ciencia y de la virtud, que constituye su propia personalidad. En otras palabras, un Masón o Masona es una persona que trabaja en perfeccionarse y en evolucionar, tanto en sus conocimientos como en su comportamiento moral. Hoy, sin embargo, los vocablos se utilizan indistintamente con igual significado. Masón es sinónimo de Francmasón y Masonería lo es de Francmasonería.
_________________________

[1] Real Academia Española. DICCIONARIO DE LA LENGUA ESPAÑOLA. Vigésima edición. Tomo II. Madrid. 24 de diciembre de 1984. P. 883.

[2] Real Academia Española. Op. Cit. Tomo I. P. 658.

[3] Raynaud de la Ferrière, Serge. LIBRO NEGRO DE LA FRANCMASONERÍA. Editorial Diana. 14ª. Impresión. México. Noviembre 1985. P. 163.

[4] De la Cierva y de Hoces, Ricardo. EL TRIPLE SECRETO DE LA MASONERÍA. Editorial Fénix. Madrid. España. 1994. P. 57.

[5] Abrines, Lorenzo Frau y otros. DICCIONARIO ENCICLOPÉDICO DE LA MASONERÍA. Editorial del Valle de México, S. A. Tomo I. México. 18 de septiembre de 1981. P.468.
--