sábado, 2 de enero de 2010

El Símbolo Perdido

-

Por: Mario Morales Charris 33º
Past Ven.·. Maest.·. Resp.·. Log.·. Lealtad No. 7
Ex Gran Maestro de la Muy Resp.·. Gr.·. Log.·. del Norte de Colombia
Pres.·. Gran Tribunal Soberano «Lázaro Bravo Maury», Cám.·. 31°

Todo Masón está obligado a leer el «El Símbolo Perdido» (The Lost Symbol), pues se trata de una novela de ficción de Dan Brown, protagonizada por el profesor de simbología y de historia del arte, Robert Langdon, que a lo largo y ancho de esta pieza literaria está dedicada a la Masonería. El libro fue publicado el 15 de septiembre de 2009 en inglés y el 29 de octubre en español. Durante su primer día se vendió un millón de copias, incluyendo libros electrónicos, en Canadá, Estados Unidos y el Reino Unido. Dos días después las librerías de este último país habían vendido 300.000 ejemplares. En España se han publicado millón y medio en castellano; 50.000, en catalán; 15.000, en gallego. Una semana más tarde encabeza la lista Alemania, seguida de Argentina, Brasil, Colombia, España, Estados Unidos y Francia y ocupan lugares destacados México, Portugal y Reino Unido.

La edición mundial de la nueva entrega, «El Símbolo Perdido», corresponde a la editorial Random House, que ha anunciado la aparición de 5 millones de ejemplares en su primera edición, la tirada más larga jamás hecha en su historia. En España es la Editorial Planeta la responsable de su edición con 617 páginas y 133 capítulos.

La productora Columbia Pictures ya ha comprado los derechos cinematográficos de este libro. El guionista es Steven Knight.

El argumento de la novela se fundamenta en términos generales en que Robert Langdon es convocado inesperadamente por Peter Solomon, Masón, filántropo y su antiguo mentor, para dar una conferencia en la sala más importante del Capitolio de los Estados Unidos. Creyendo que quién la ha solicitado es su viejo amigo, Masón y mentor Peter Solomon, al llegar allí Langdon descubre que Solomon ha sido secuestrado por alguien que quiere descubrir un antiguo misterio, un misterio que si sale a la luz podría poner en peligro al mundo entero. Además, el hallazgo de una mano tatuada con cinco enigmáticos símbolos cambia drásticamente el curso de los acontecimientos. Atrapado entre las exigencias de una mente perturbada y la investigación oficial, Langdon se ve inmerso en un mundo clandestino de secretos Masónicos, historia oculta y escenarios nunca antes vistos, que parecen arrastrarlo hacia una sencilla pero inconcebible verdad. Ayudado, entre otros, por la hermana científica de Solomon, Katherine, Langdon tendrá las horas contadas para desvelar el misterio y poder así salvar la vida de su amigo.

Los personajes principales que participan en la aventura son:

Robert Langdon es el protagonista de la historia. El profesor de simbología de Harvard, ya con 46 años, se ve envuelto en este episodio después de que su amigo Peter Solomon es secuestrado. Sólo él tiene la clave para salvarlo.

Katherine Solomon es la hermana del secuestrado, además de una brillante científica que está descubriendo importantes temas relacionados con la ciencia noética. Ayudará a su amigo Langdon, poniendo su vida en peligro.

Peter Solomon es un viejo amigo y mentor de Langdon, además de ser el jefe de una importante Logia Masónica. Su vida se ve en peligro cuando alguien quiere que le desvele el secreto más importante de la Masonería y, posiblemente, del mundo entero.

Mal'akh es el antagonista de la historia. Después de descubrir que Peter Solomon posee las claves para desvelar el mayor secreto de la humanidad, no dudará en utilizar los recursos necesarios para saberlo. Guarda un secreto de importancia, motivo por el cual pone en peligro la vida del resto de protagonistas. Siendo recluso de una prisión de Estambul (Turquía) conoció la existencia de dicho secreto y, una vez libre, se preparó física y mentalmente para ser poseedor de él.

Warren Bellamy es la máxima autoridad administrativa del Capitolio, conocido como El Arquitecto. Ayudará a Langdon y Katherine en la búsqueda de Solomon, puesto que él también es un Masón de alto rango.

Inoue Sato es la jefa y directora de la Oficina de Seguridad de la CIA. De origen japonés y muy estricta, Sato parece querer seguir escondiendo algo a la humanidad y su presencia intriga mucho a Langdon.

Deán Galloway es un miembro de la Iglesia, ciego, que conoce ciertos misterios Masónicos, puesto que él también es miembro de ellos.

Lo cierto es que la novela se ha convertido, además de en un best-seller, en una guía para descubrir a modo de ruta literaria el carácter Masónico de Washington, la capital estadounidense. El libro ha servido para volver a poner de moda los numerosos símbolos Masónicos que se encuentran en Washington, una de las ciudades más marcadas por las Logias Masónicas.

Según ha confirmado Rebecca Pawlowski, portavoz de la entidad municipal de promoción turística de Washington: sabiendo que existe un tremendo interés y entusiasmo por esta novela largamente anticipada, es una gran oportunidad para que nosotros destaquemos los lugares y monumentos que aparecen en el libro. Campaña que incluye concursos con claves, anuncios de televisión y hasta información de itinerarios posibles colocada ya en Internet (www.washington.org/lostsymbol).

Igualmente ha explicado Mark Tabbert, director de la colección reunida en el monumental Templo Masónico dedicado a George Washington a las afueras de la capital: es verdad que algunos Masones tuvieron un papel destacado en la construcción de Washington, que la ciudad tiene ahora 36 Logias y que algunos símbolos pueden ser encontrados a pequeña escala. Pero no hay un secreto mensaje Masónico que insertado en el trazado original de la ciudad, empezando por el hecho de L'Enfant no era Masón. A juicio de Tabbert, no hay motivos para molestarse en trazar calles con la forma de símbolos Masónicos, lo cual no impide que Dan Brown como escritor de ficción haya encontrado una razón.

Ejemplos del carácter Masón de Washington lo podemos encontrar en numerosos edificios de la ciudad. Los símbolos del recorrido para descubrir este carácter bien podrían empezar por la supuesta forma de la ciudad que según los defensores de varias Logias Masónicas coincide con la forma de un diamante.

En cuanto a ejemplos más concretos de edificios considerados Masónicos en Washington, se destaca el edificio símbolo de la ciudad, el Capitolio. Otros ejemplos serían la mismísima Casa Blanca, la Biblioteca del Congreso, el Jardín Botánico, la Catedral Nacional de Washington y el Monumento a George Washington.

Para descubrir los símbolos que las Logias Masónicas han forjado en los citados edificios, bien podríamos dedicarnos a leer el último libro de Dan Brown antes de realizar la visita. Además de ayudarnos a realizar la ruta Masónica por la ciudad, nos introduciremos durante su lectura en una apasionante historia de intrigas y misterios, típica de las novelas del gran escritor estadounidense, uno de los mayores éxitos editoriales contemporáneos, donde igualmente mezcla la historia y la ficción en un estilo moderno con muchos elementos inventados que no practicamos los Masones. A pesar de ello, habla bien de los Masones, pero se centra sólo en la Masonería tradicional; es decir, la anglosajona. Para pertenecer a ella se tiene que ser hombre, creer en un dios revelado y en la inmortalidad del alma. La Francmasonería hoy tiene otras connotaciones, es más liberal y abierta, existen varios perfiles de Masonería como la masculina, femenina y mixta, donde se admite mujeres, creyentes, agnósticos y ateos. Sin embargo, el fondo es rico en simbología. La forma, el estilo de la novela, es sencillo, poco elaborado a veces, simple pretexto para la trama. Por tanto, es imposible dejar de leer «El Símbolo Perdido».

Si no ha leído esta novela, descárguela gratis, haciendo "Clic" en la siguiente dirección: http://gigabytes.chilenlace.cl/www.gigabytes.cl-El-Simbolo-Perdido-Dan%20Brown.pdf, o escríbanos al correo: mario046@gmail.com y se la enviamos enseguida de manera gratuita en formato PDF.

-