viernes, 10 de agosto de 2007

Elementos de Economía Política


Por: Mario Morales Charris 33º
Ven.·. Maest.·. Resp.·. Log.·. Lealtad No. 7
Ex Gran Maestro de la Muy Resp.·. Gr.·. Log.·. del Norte de Colombia

Pres.·. Gr.·. Tribunal Sob.·. «Lázaro Bravo Maury», Cám.·. 31°


El numismático —como lo dijimos en nuestro artículo anterior— no es el simple coleccionista de monedas, medallas y billetes. Como tal, estará obligado a estudiar economía, historia, geografía, política, etc. Por esta razón, nos proponemos esta vez hablar de los elementos básicos de Economía Política porque lo hemos considerado de gran valor —sobre todo para aquellos lectores que no manejan esta disciplina— para iniciarnos en esa parte de la ciencia como lo es la numismática. Asimismo haremos todo lo posible por explicar o definir algunos conceptos con un lenguaje sencillo para que todos lo podamos entender.

Lo cierto es que desde épocas muy remotas el hombre y la mujer han luchado contra la escasez. Por este motivo, han aplicado sus esfuerzos tanto físicos como intelectuales para tratar de satisfacer las múltiples necesidades que experimentan. Se han animado igualmente en adaptar el medio natural a sus deseos y en utilizar diversas técnicas a fin de aumentar los bienes que necesitan con el menor esfuerzo posible. Y es precisamente la economía como parte de la ciencia la que estudia los problemas que surgen en la actividad del ser humano cuando dicha actividad se encuentra dirigida sustancialmente a satisfacer necesidades con medios materiales que sólo están disponibles en cuantía limitada, que son escasos, es decir, recoge actividades que van desde la alimentación, la vivienda y la ropa, o sea aquellas ligadas a la existencia misma hasta la satisfacción de inquietudes de tipo intelectual, estético o cultural. Luego, en términos generales, podemos señalar que la Economía es la parte de la ciencia que estudia la escasez y la Economía Política la que administra los recursos escasos, o sea, la que estudia las leyes de producción y distribución de bienes que satisfacen las necesidades humanas. Sin producción no es posible la existencia de la sociedad humana. Pues, el desarrollo de la sociedad y la vida económica de los individuos tienen como base la producción de bienes materiales.

¿Desde cuándo se usó por primera vez el término de Economía Política?

El estudio de los problemas económicos es tan viejo como la constitución de los grandes imperios antiguos y tuvo una reputación extraordinaria a partir del siglo XVI, y es en el XVII cuando Antoine Montchrestien —dramaturgo, poeta y economista, nativo de Falaise, Francia, en 1575 y se suicidó en 1621— habló por primera vez en 1615 de Economía Política, desde entonces, dicho término no ha cesado de recibir las más diversas interpretaciones.

Montchrestien, con su obra Traité de l’économie politique, pretendía dar consejos al Príncipe sobre el modo de administrar los bienes públicos. Pues, el título del libro no era nada errado, ya que etimológicamente los términos significan Administración del Patrimonio de la Ciudad (oikos: casa, patrimonio; nomos: regla, y polis: ciudad).

Pero, la Economía Política, como parte de la ciencia, no nace sino hasta mediados del s. XVIII en armonía con las corrientes científicas que anhelaban descubrir las leyes del Universo. No nace, por tanto, hasta que los economistas, al oponerse al mercantilismo en crisis, intuyen la existencia de leyes reguladoras del mecanismo económico y formulan a base de la llamada Ley Natural el primer sistema económico completo, o sea el fisiocrático, establecido por el médico de Luis XVI, François Quesnay, al cual siguió el sistema de Adam Smith, que fundamentó la riqueza en el trabajo y reafirmó el liberalismo de Quesnay. Desde entonces —señala Raymond Barre en su obra Economía Política— han proliferado las más diversas y ambiguas interpretaciones en función de la misma evolución de la disciplina económica, o bien en función de las concepciones propias de los autores. Nosotros no pretendemos explicar nada al respecto, porque no es nuestro objetivo, sino más bien comentar y definir, en forma clara y sencilla, como lo expresamos inicialmente, los conceptos que hemos considerado fundamentales en la Economía Política y que a su vez sirvan de soporte en el estudio de la numismática.

¿Qué pasaría si no hubiera escasez?

Si no hubiese escasez y no hubiese necesidad de repartir los bienes entre los individuos, no habría sistemas económicos, ni economías. Pero como los recursos son escasos y limitan la producción económica, se hace necesario clasificarlos en tres categorías que son: el trabajo, los recursos naturales y el capital.

El trabajo.
Lo podemos definir como la capacidad productiva del hombre y la mujer, y que además es un insumo necesario en la producción de todos los bienes económicos. En otras palabras, es una actividad consciente de los seres humanos, mediante la cual éstos obtienen materia de la naturaleza transformadas y modificadas, así como los productos necesarios para su subsistencia. En consecuencia, allí donde comienza la fabricación de instrumentos de trabajo comienza el trabajo mismo.

Los recursos naturales.
Son los que comprende la tierra: los recursos minerales, el agua dulce, los bosques, etc., todos ellos limitados por naturaleza.

El capital.
Concebido como tal, claro está, no como relación económica, sino como todo bien producido pero no consumido.

Para su estudio, ¿la Economía la podemos clasificar en sectores? ..¡Claro que sí..!

En materia económica podemos clasificar la economía en tres sectores:
1. Sector Primario
Que hace referencia al sector agropecuario.
2. Sector Secundario
Que corresponde a la industria; y
3. Sector terciario
Que se asemeja a la actividad de los servicios y no produce bienes materiales de ninguna clase.

Para su estudio, también podemos dividir la economía en tres grandes ramas:
1. La Economía Descriptiva
Encargada de analizar todos los hechos, factores y elementos de un asunto real; v. gr. un estudio de la banca comercial en América Latina.
2. La Teoría Económica
A quien le toca en forma directa el Análisis Económico con el objeto de lograr y ofrecer una explicación sencilla de la manera cómo funciona el sistema económico, como también de las características más convenientes de dicho sistema.
3. La Economía Aplicada
Que se nutre de la estructura general, producto de las distintas leyes y teorías, las cuales pone en práctica en los acontecimientos económicos, políticos y sociales.

¿Existe algún método en la Economía para estudiar e investigar los distintos fenómenos económicos?

Existen varios criterios que sirven de modelo metodológico, dentro de los cuales nos permitimos destacar los que hemos considerado más importantes: el subjetivismo, el neopositivismo empirismo, el racionalismo y el dialéctico-materialista.

El método subjetivista
Nos enseña que la Economía es una parte de la ciencia que estudia la actividad humana a partir de un conjunto de medios limitados, frente a la existencia como contrapartida de unas necesidades ilimitadas, reduciendo la actividad a la satisfacción de estos. Lo primordial del subjetivismo es resaltar como sujeto de la actividad económica a un yo económico que no se distingue bien, soberano, situado fuera y por encima de la organización social donde vive. De ahí que el individuo al estar delante de categorías como salario, ganancia y renta, proceda asimismo como empresario, como trabajador o como desempleado.

El neopositivismo empirista
Asegura que la teoría del investigador económico, estriba en resaltar las relaciones cuantitativas de hechos existentes entre los distintos fenómenos, o sea, lo que hace es una labor descriptiva de la investigación y verificación de determinadas relaciones cuantitativas y niega la existencia de leyes económicas relacionadas entre sí. Por tanto, desconoce el aspecto social que es la razón de ser en las manifestaciones económicas.

El racionalismo
Somete a las leyes naturales las del desarrollo económico, convirtiéndolas en relaciones ya terminadas y definitivas. De esta forma les quita su contenido histórico. Sin embargo, debemos destacar que desempeñó un papel importante en la discusión del modo de producción capitalista.

El método dialéctico-materialista
Define el objeto de la economía como una organización científica, es decir, las leyes y fenómenos que se efectúan en el mundo económico, están representadas en las relaciones de producción social, o sea, los factores económicos que hay entre los individuos con el objetivo de producir los bienes necesarios para la vida y el desarrollo de la sociedad. Por consiguiente, en la producción los seres humanos no actúan solamente sobre la naturaleza, sino que además lo hacen entre ellos mismos.

¿Existen algunas categorías que podríamos considerarlas como fundamentales en la Economía Política?
...Pues sí. Dentro de estas categorías tenemos: el proceso productivo, el objeto de trabajo, los medios de trabajo, el trabajo y la fuerza de trabajo, el proceso de trabajo, los medios de producción, las fuerzas productivas, las relaciones sociales de producción, el salario, el interés, la renta y los modos de producción.

El proceso productivo.
Es el proceso en que el ser humano hace de los elementos que toma de la naturaleza los productos a través de los cuales satisfacen sus necesidades. En otras palabras, es la actividad mediante la cual el hombre o la mujer, haciendo uso de los recursos de que dispone, actúa sobre otros elementos y los transforma en bienes útiles para el uso y consumo personal o para producir medios que le sirvan como herramientas o utensilios de producción. El proceso productivo mide el desarrollo de una sociedad, ya que el hombre y la mujer cada vez están utilizando medios e instrumentos más complejos, tecnificados, eficientes y productivos y al mismo tiempo van apareciendo nuevas necesidades que dan origen a nuevos tipos de procesos productivos.

El objeto de trabajo.
Si por ejemplo, un ebanista va a construir un mueble, éste debe disponer de varios elementos, entre ellos la madera que sería la base sobre la cual va a trabajar. Por tanto, esa madera viene a ser el “objeto de trabajo”. En otras palabras, el objeto de trabajo es aquello sobre lo cual recae la acción del trabajo. Los objetos de trabajo pueden ser de dos clases. Por ejemplo, si la madera está en el árbol sin recibir ninguna acción del trabajo y si la recibe por primera vez se llama “materia bruta”. Pero si el ebanista tiene la tabla que ya ha sido labrada o pulida, es decir, trabajada, ese objeto de trabajo recibe el nombre de “materia prima”.

Los medios de trabajo.
El ebanista necesita, además de los objetos de trabajo, de herramientas para construir como el martillo, el metro, puntillas, etc. como también del local, es decir de todo aquello que le permita actuar sobre los objetos de trabajo. O sea, lo que le sirve al ebanista para transformar los objetos de trabajo son los medios para trabajar. Por eso se llaman “Medios de Trabajo”. Asimismo, es importante señalar que no solamente los medios de trabajo los conforman las herramientas, sino que igualmente lo son: el lugar en que se trabaja, la luz, los vehículos que se utilizan en el transporte de los materiales de trabajo, etc.

El trabajo y la fuerza de trabajo.
Para que los objetos y los medios de trabajo puedan cumplir su fin productivo, necesariamente debe estar presente la acción del hombre y la mujer que no solo transforme la materia, sino que la haga capaz de satisfacer una necesidad para él, para ella o para la sociedad. En efecto, definimos el trabajo como la actividad racional, consciente y creadora del ser humano, encaminada a un fin concreto que es la satisfacción de una necesidad. Esta cualidad creadora es la que hace que cada vez las cosas se perfeccionen, se planifiquen y elaboren mejor.

Hasta aquí hemos definido un trabajo con un contenido general. Sin embargo, existe otro trabajo particular, el de cada individuo, y lo llamamos “la fuerza de trabajo”, o sea el conjunto de cualidades físicas e intelectuales que hacen apto a un hombre o una mujer para realizar determinada labor productiva; por lo que el trabajador o trabajadora vende su fuerza de trabajo.

El proceso de trabajo.
Como vemos, los objetos de trabajo, los medios y el trabajo del ser humano se unen para transformar un tronco de madera en un mueble. A la unión de todos estos elementos ligados por tal finalidad de afectar la naturaleza por hacerla útil al hombre, a la mujer y a la sociedad, la llamamos “proceso de trabajo”.

Los medios de producción.
Los medios de producción están constituidos por los objetos de trabajo y los medios de trabajo. Pero éstos y el trabajo del individuo están interrelacionados en forma indisoluble y se condicionan mutuamente. De la misma manera los instrumentos de trabajo son siempre productos del trabajo pretérito, pero sin el contacto con el trabajo vivo pierden su significado. Igualmente sin los medios de producción la actividad laboral del ser humano como tal no puede existir. En consecuencia, el proceso de trabajo no es una sumatoria mecánica de sus tres elementos fundamentales, sino que se constituye un sistema con una unidad orgánica, condicionados recíprocamente por un fin concreto: la producción de bienes materiales. Sin embargo, en este sistema indudablemente el factor más decisivo es la actividad del hombre y la mujer. Éstos adaptan los objetos de trabajo para satisfacer sus necesidades; crean bienes materiales, ropa, vivienda, etc., y crean también otros medios de producción, es decir, objetos de consumo productivo. De ahí que al “proceso de trabajo” lo llamemos también “proceso de producción”.

Las fuerzas productivas.
Son las fuerzas que desarrollan la sociedad a través de los medios de producción y la fuerza de trabajo de los individuos.

Debemos destacar que de los dos elementos que conforman las fuerzas productivas, el de mayor valor es el trabajo, debido a que el ser humano es quien de forma directa estimula, construye y desarrolla los medios de producción; es más, los mejora y los pone a producir.

Las relaciones sociales de producción.
Consisten en las interacciones de tipo social, político y económico establecidas por los seres humanos en el proceso de producción a partir del trabajo, de la propiedad sobre los medios de producción, etc.

Es interesante señalar, que en cualquier sociedad las relaciones entre los seres humanos en el proceso de producción, están determinadas por la relación de propiedad sobre los medios de producción.
Cargando...