martes, 28 de agosto de 2007

La Masonería de Negros o de Prince Hall

--


Por: Mario Morales Charris 33º
Ven:. Maest:. Resp:. Log:. Lealtad No. 7
Ex Gran Maestro de la Muy Resp:. Gr:. Log:. del Norte de Colombia

Pres:. Gran Consejo de Cab:. Kadosch «Lealtad Nº 3», Cám:. 30°


La Francmasonería en los Estados Unidos de América y sobre todo la de Prince Hall es un fenómeno digno de estudio por sus diversas implicaciones, entre otras por su posición actual como país más influyente y que marca las pautas en el ámbito mundial.

La primera particularidad de interés la encontramos en su historia, ya que ésta se halla ligada desde sus inicios a nuestra Augusta Orden. Lo cual hace que se considere la Masonería no como un movimiento extranjerizante sino más bien como un fenómeno propio de la Nación. Los Padres de la Patria, que forjaron la Independencia y las bases por las que se rigen los Estados Unidos de América, eran en cierto número Masones. Esto tampoco tiene mucho de extraño si nos atenemos a la época en la que tuvo lugar dicha Independencia. Estamos hablando de la época de la Ilustración, durante la cual se extendieron por toda Europa y por ende en el Nuevo Mundo los principios del Librepensamiento. Como dichas ideas eran opuestas al régimen establecido y principalmente al estamento eclesiástico, intelectuales del mundo occidental abrazaron la Francmasonería como medio ideal para el desarrollo de su persona y para realce de su mundo burgués frente al Antiguo Régimen aristocrático. En este contexto y acorde con el espíritu colonial que permitía a cualquier hombre alcanzar cierta posición independientemente de su cuna, se generalizó entre la clase pudiente norteamericana la pertenencia a la Francmasonería.

Como quiera que el objetivo central de nuestro ensayo es la Masonería de Prince Hall o la Masonería de Negros en los Estados Unidos de América, para ello, se hace necesario examinar algunas variables de carácter histórico, que de una u otra forma contribuirían a enriquecer el estudio que nos proponemos. En consecuencia, sólo tocaremos sucintamente aquellos aspectos que estén estrechamente relacionados con la temática.

BREVES PASAJES HISTÓRICOS DE LOS ESTADOS UNIDOS DE AMÉRICA

El territorio continental ocupado por Estados Unidos estuvo habitado desde unos 30.000 años antes de la llegada de los europeos por pueblos venidos del noroeste, probablemente de Asia, a través del estrecho de Bering. Entre los pueblos más importantes estuvieron los apache, arapaho, cherokee, cheyenne, chipewa, crow, comanche, hopi, iroquois, lakota, navajo, nez perce, oglala siux, pawnee, pueblo, seminole, shawnee, shoshone y ute.

Los primeros europeos que llegaron a América fueron escandinavos, pero no se establecieron en la región. Después del viaje de Cristóbal Colón, en 1492, los españoles fundaron las ciudades de San Agustín, en Florida; de Santa Fe, en Nuevo México, y llegaron a Texas y California. Más tarde vinieron los ingleses, franceses e italianos, con claros intereses de conquista territorial.

En 1584 se inicia el proceso de colonización con Walter Raleigh para sentar las bases de la primera colonia inglesa a la que llamó Virginia en honor de la reina Isabel de Inglaterra. Pero, no es sino hasta 1607 cuando un grupo de atrevidos colonizadores ingleses, bajo el liderazgo de John Smith, construyó –junto al río James– una diminuta aldea en Jamestown, Virginia. Portadores de una cédula del Rey Jaime I de Inglaterra, para instituir la primera colonia inglesa que sobrevivió. Una compañía londinense interesada en obtener utilidades financió la fundación, pero nunca las obtuvo. De los primeros 105 colonos, 73 murieron de hambre y enfermedades en los primeros siete meses después de su arribo. Pero la colonia con el tiempo creció y prosperó. Los virginianos descubrieron la forma de ganar dinero con el cultivo del tabaco, el cual empezaron a enviar a Inglaterra en 1614.

En los años subsiguientes las colonias sureñas de Virginia, Carolina del Norte y Carolina del Sur, los terratenientes crearon extensos plantíos de tabaco y arroz en las fértiles cuencas ribereñas. Estos plantíos eran trabajados por negros bajo el sistema de esclavitud (que se había desarrollado lentamente desde 1619) o por ingleses libres que convenían en trabajar sin pago durante varios años a cambio de su travesía a América.

La mayoría de los inmigrantes británicos dejó su país huyendo de la pobreza, la persecución religiosas y la inestabilidad política. No obstante, la colonización nació bajo el signo de la guerra, contra los primeros pueblos, cuya cultura y forma de vida fue destruida, y contra otros colonizadores. En 1733 habían trece colonias inglesas en el actual territorio de los Estados Unidos, que vivían de la agricultura, la pesca y el comercio. Francia tenía Lousiana y Canadá; y la rivalidad de ambos naciones provocó al fin una guerra que terminó en 1763 con la cesión del Canadá y otras posesiones francesas a Inglaterra en 1783.

El conflicto entre los colonos y la metrópoli estalló en 1775; y la Declaración de Independencia que marca el nacimiento de Estados Unidos fue firmada el 4 de julio de 1776. La guerra prosiguió, pero los estadounidenses, aliados con Francia, vencieron y finalmente, en 1783, Inglaterra reconoció su soberanía.

La confederación de los 13 Estados ya independientes se dio una constitución republicana (1787) y se proclamó presidente Washington, que la había conducido a la victoria. A los primitivos Estados se unieron otros voluntariamente o por razón de conquista; la emigración de Europa fue continua e intensa y así la joven República prosiguió su triunfal desarrollo con maravillosa rapidez. Pero esta creciente y prosperidad de los Estados Unidos sufrió una crisis en 1861, época en que subió Lincoln a la presidencia. Los elementos de la vasta Unión eran divididos y antagónicos; los del Sur, con mucha influencia francesa y española, habían transportado a las colonias multitud de esclavos negros para trabajar en las vastas plantaciones de tabaco, caña de azúcar y algodón; los del Norte de raza predominantemente anglosajona, habían desarrollado una próspera industria. Estas divergencias sociales, económicas y políticas condujeron a los Estados Unidos del Sur (Secesionistas) a separarse de los estados del Norte (Unionistas). Elegido en 1860 el presidente Lincoln,, Carolina del Sur decidió separarse de la Unión; la imitaron otros 8 Estados del Sur, que formaron una Confederación especial, con Jefferson Davis por presidente, Beauregard por generalísimo y Richmond por capitan. El gobierno de Washington declaró rebeldes a aquellos Estados y así estalló la guerra (1861) llamada de Secesión. La lucha fue gigantesca y los daños enormes. La victoria fue completa para los unionistas (1864) y la esclavitud fue abolida en los Estados del Sur.

DATOS CRONOLÓGICOS DE LA ESCLAVITUD EN EE. UU.

En esta parte de nuestro ensayo, recordaremos solamente aquellos pasajes que hemos considerado muy significativos y que injustamente marcaron un hito en la historia del esclavo de raza negra en los Estados Unidos de América.

En 1619 un barco negrero holandés llega a las costas de Estados Unidos (Jamestown, Virginia) y se ve forzado a cambiar su carga de esclavos por provisiones. Se inicia así la entrada de la población negra a Estados Unidos, pero no será hasta la década de los1680 cuando se regule la situación de los esclavos.

En 1641 la colonia de Massachusetts legaliza la esclavitud, y al año siguiente la colonia de Virginia promulga una ley para multar aquellos que albergan o ayudan a los esclavos clandestinos.

En 1663 Maryland aprueba leyes que estipulan que “todos los negros importados deberán ser considerados como esclavos”. En 1664 se establece que los esclavos deben servir de por vida. Se prohíbe, también, el matrimonio entre la mujer blanca y el hombre negro. Esta ley en particular permaneció vigente durante más de 300 años, y entre 1935 y 1967 la ley fue extendida para prohibir el matrimonio de Malaysians con negro o whites. La ley se derogó finalmente en 1967.

Según Lerone Bennet en su obra “Revueltas mayores y escapes”, la primera conspiración de esclavos se presentó el 13 de septiembre de 1663 en el condado de Gloucester, Virginia. Asimismo, es interesante señalar que en la colonia hubo dos rebeliones de esclavo muy significantes. Una de ellas es cuando veinticinco esclavos se armaron en la ciudad de Nueva York en 1712 y dieron muerte a nueve blancos que llegaron a la escena. Éstos fueron capturados por soldados. En consecuencia, se ejecutaron dieciocho participantes de la manera más brutal (se quemaron vivos, pero antes fueron sometidos a duras torturas). El evento puso un modelo para los levantamientos subsecuentes.

El primer acto de abolición de la esclavitud se presentó en Vermont en 1777. Tres años después, Pensilvania programa una abolición gradual de la esclavitud. Luego se prohíbe, en 1787, la esclavitud en el territorio al norte y oeste del río Ohio.

La Declaración de Independencia que todos los hombres nacen iguales carecía de sentido para el millón y medio de negros que eran esclavos. Thomas Jefferson, dueño de esclavos, reconoció que el sistema era inhumano e incorporó en la Declaración una impugnación de la esclavitud, pero los delegados sureños ante el Congreso Continental lo obligaron a eliminar esa parte. La importación de esclavos fue proscrita en 1808, y muchos estados del norte impulsaron la abolición de la esclavitud.

Para 1820 son ya doce los Estados Libres. Los políticos del norte y del sur debatieron la cuestión de si la esclavitud sería legal en los territorios del oeste. El Congreso optó por permitir la esclavitud en el nuevo estado de Missouri y en el territorio de Arkansas, y se prohibió en todas partes al oeste y al norte de Missouri. Pero el punto en disputa no desaparecía, y mientras que algunos se organizaban en sociedades abolicionistas, principalmente en el norte, los blancos sureños defendían la esclavitud con creciente pasión.

En 1850 el Congreso convino en aceptar que California fuera admitida como estado libre, y los habitantes de los territorios de New Mexico y Utah debían decidir la cuestión por sí mismos. El Congreso también aprobó la Ley del Esclavo Fugitivo, que ayudaba a los sureños a recapturar esclavos que hubieran huido a los estados libres. Sin embargo, algunos estados del norte no hicieron cumplir esta ley y los abolicionistas seguían ayudando a los negros que escapaban.

En 1857, la Corte Suprema hizo público el fallo Dred Scott, que sostenía que los negros no tenían derechos como ciudadanos estadounidenses y que el Congreso no tenía autoridad para proscribir la esclavitud en los territorios del oeste.

Las dos prioridades de Lincoln fueron mantener a Estados Unidos como un sólo país y librar a la nación de la esclavitud. El reconoció que al hacer de la guerra una batalla contra la esclavitud podría obtener apoyo para la Unión tanto en el interior como en el exterior. Consecuentemente, el 1° de enero de 1863 dio a conocer la Proclama de Emancipación, que otorgaba libertad a todos los esclavos en áreas aún controladas por la Confederación.

La guerra resolvió dos cuestiones fundamentales que habían dividido a Estados Unidos desde 1776: puso fin a la esclavitud, que fue completamente abolida por la Enmienda 13 de la Constitución en 1865; y decidió, de una vez por todas, que Estados Unidos no es una colección de estados semi-independientes sino una sola nación indivisible. Pero el objetivo secundario de la guerra, la abolición del sistema de esclavitud, se logró exclusivamente de manera imperfecta. Para los negros, ha sido una lucha larga y penosa en busca de la igualdad. Muchos se trasladaron a las ciudades del norte, sólo para afrontar nuevas dificultades.

Es valioso anotar que la derrota de la Confederación dejó económicamente destruida la región agrícola más fértil del país, y devastó su rica cultura. Al mismo tiempo, la abolición legal de la esclavitud no trajo igualdad para los antiguos esclavos. Inmediatamente después de la Guerra Civil, las legislaturas de los estados sureños, temerosas de la manera cómo los antiguos esclavos pudieran ejercer su derecho al voto y también ávidas por rescatar lo que pudieran de su anterior estilo de vida, trataron de impedir que los negros votaran y decretaron “códigos negros” para restringir la libertad de los antiguos esclavos.

Para 1870, los estados del sur eran gobernados por grupos de negros, blancos dispuestos a cooperar, y norteños trasplantados (llamados “explotadores”). Muchos negros sureños fueron elegidos para ocupar cargos en las legislaturas estatales y en el Congreso. Aunque existía cierta corrupción en estos gobiernos estatales “reconstruidos”, fue mucho lo que hicieron por mejorar la educación, impulsar los servicios sociales, y proteger los derechos civiles.

La Reconstrucción fue amargamente resentida por la mayor parte de los blancos del sur, algunos de los cuales formaron el Ku Klux Klan, sociedad violenta que esperaba proteger los intereses y ventajas de los blancos aterrorizando a los negros e impidiéndoles lograr progresos sociales.

Luego de haber visto compendiosamente tanto la historia de los Estados Unidos de América como el proceso de la esclavitud en ese mismo país, nos queda más fácil comprender el porqué de la Masonería de Negros o de Prince Hall. No obstante, aunque nos parezca mentira y en pleno siglo XXI, todavía seguimos discriminando a nuestros HH:. de raza negra, debido a que ningún tratadista de temas Masónicos en lengua española o autores extranjeros cuyas obras han sido traducidas al español, no tocan el asunto de la Masonería de Prince Hall. Es el caso del Diccionario Enciclopédico de la Masonería y la Enciclopedia de la Francmasonería escrita por Albert Mackey, sólo para citar estas dos grandes obras Masónicas, a sabiendas de la importancia que tiene esta temática –como lo vamos a ver más adelante– en la historia de nuestra Ord:. en los EE. UU. Es más, cuando el H:. Mackey, por ejemplo, aparece en el mundo Masónico, ya ha transcurrido casi un siglo. Por tanto, nos preguntamos ¿fue un olvido de estas obras no incluir el tema de Prince Hall? O ¿fue discriminación racial? Creemos que es lo segundo. Por consiguiente, estamos casi seguros que son muy pocos los HH:. que tienen conocimiento sobre esta cuestión. Afortunadamente tuvimos que recurrir a la Internet donde encontramos cualquier cantidad de documentos en inglés y que sirven de soporte a este ensayo.

¿QUIÉN FUE PRINCE HALL?

Prince Hall era el nombre de un H:. negro que vivió en Boston en el período de la guerra revolucionaria. Es considerado como el padre de la Masonería Negra en los Estados Unidos de América. De su nacimiento nada se sabe, sólo rumores. Se encontraron unos archivos y papeles de él en Barbados, donde supuestamente nació en 1748, otros autores dicen que fue alrededor de 1735. Lo cierto es que no existe ningún documento de nacimiento ya sea de la Iglesia o del Estado, sobre todo en Boston. Es más, muchos HH\ dedicados a este tipo de investigación, examinaron los archivos bautismales de once condados donde se tenían algunas evidencias sobre su nacimiento y no encontraron el nombre de Prince Hall. También se rumoró que había nacido libre en las Indias Occidentales Británicas. El primer expediente que se tiene de Prince Hall es un papel de manumisión, archivado por William Hall de Boston, y encontrado en la Boston Athenaeum. Fueron sus padres, el inglés Thomas Prince Hall y su madre una mujer de color de descendencia francesa. En 1765 en su paso a Boston trabajó en una nave. En esta ciudad laboró en la industria del cuero, oficio que aprendió de su padre. Durante este tiempo, contrajo matrimonio con Sarah Ritchery, quien murió a la edad de 24 años. Por esta razón su matrimonio duró poco. Ocho años después adquirió las propiedades inmobiliarias y calificó para votar. Su inclinación religiosa lo hizo más tarde ministro en la Iglesia episcopal metodista africana de la ciudad de Cambridge. Se convirtió en un líder e hizo grandes esfuerzos para eliminar la esclavitud. Perteneció al grupo abolicionista y sirvió de intermediario para liberar a muchos esclavos. Como patriota, se ofreció a luchar en la Revolución americana y posteriormente fue aceptado en el Ejército Continental dirigido por George Washington. Después de la guerra, continuó luchando por la igualdad de derechos.

Prince Hall se inició en nuestros augustos misterios el 6 de marzo de 1775 junto con catorce HH:. negros en la Logia Irlandesa Nº 441, bajo la obediencia del Regimiento 38º del Ejército británico Garrisoned en el Castillo Williams, Puerto de Boston, siendo Ven:. Maest:. el sargento John Batt.

El H:. Prince Hall pasó al O:. E:. el 4 de diciembre de 1807. Sus restos se encuentran en el cementerio Charlestown, patio naval del extremo norte de Boston. Su tumba está situada cerca de un árbol grande y la de su esposa se encuentra detrás de la suya. El sitio está marcado por una Col:. rota, erigida 88 años después de su muerte.

MUY RESPETABLE GRAN LOGIA PRINCE HALL

Un año después (1776) de haberse iniciado Prince Hall como Masón, el ejército británico salió de Boston. La Log:. Irlandesa Nº 441, autorizó a él y al resto de HH:. negros, fundar bajo dispensa la Logia Africana Nº 1 con la condición de que sólo participarían en la procesión de San Juan, como también enterrar a sus muertos. Pero, no podían conferir grados ni ejercer ningún otro trabajo Masónico. De esta forma –y con todas las limitaciones– nace la primera Logia Masónica constituida por hombres negros en América. Durante nueve años estos HH:., junto con otros que habían recibido sus grados en distintos Orientes, estuvieron sometidos a tales restricciones. Posteriormente el 2 de marzo de 1784, Prince Hall solicitó a la Gran Logia Unida de Inglaterra –a través del Ven:. Maest:., William Moody, de la Resp:. Log:. Amor Fraternal Nº 55 de Londres y subordinada a esta Potencia Masónica– le concediera Carta Constitutiva. Después de tres años sin recibir respuesta, porque parece ser que el oficio enviado por Hall no fue recibido. Se vio obligado a hacer una nueva solicitud y seleccionó al capitán James Scott – marinero de Londres, cuñado del gobernador John Hancock de Massachussets y firmante de la declaración de independencia– para que la entregara.

La Carta Constitutiva fue expedida el 29 de septiembre de 1784 bajo el nombre de Logia Africana Nº 459, firmada y sellada por el Muy Resp:. Gr:. Maest:., Su Alteza Real Henry Frederick, Duque de Cumberland, el Dip:. Gr:. Maest:., R. Holt, y el Gr:. Sec:. William crowded. Luego de varios retrasos por distintas razones, le fue entregada la Carta a Hall en la ciudad de Boston el 29 de abril de 1787 por el Capitán James Scott. En efecto, este documento de reconocimiento expedido por la Gr:. Log:. Unida de Inglaterra, se convierte en el más significativo para la Fraternidad Masónica Prince Hall. Se cree, además, que es la única Carta Constitutiva original emitida por ese Cuerpo Masónico en poder de una Logia en los Estados Unidos de América.

En el año de 1791, llega a Boston el sacerdote episcopal y Francmasón, Absalom Jones –proveniente de Filadelfia, Pensilvania– con el propósito de establecer una Logia Masónica en Filadelfia bajo el amparo de la Carta Constitutiva de la Logia Africana Nº 459. Igualmente llegaron comisiones de Providencia, isla de Rhode y de Nueva York. Debido a esto, Prince Hall estableció la Logia Africana Nº 459 en Filadelfia y otorga licencia a trece hombres negros que habían sido iniciados en Inglaterra; la de Hiram Nº 3 en Providencia, isla de Rhode. De esta manera, la Logia Africana de Boston se convirtió en la “Logia madre” de la familia Prince Hall. Es conveniente señalar que en ese tiempo era usual que las nuevas logias se establecieran así. En 1808 estas tres Logias se unieron para formar La Gran Logia Africana de Boston y designaron a Prince Hall como su Gr:. Maest:., quien le sirvió con todas sus capacidades hasta su muerte en 1807.

La segunda Gr:. Log:. de negros se formó en 1815 y se llamó “Primera Gran Logia Africana Independiente de América del Norte y para la Comunidad de Pensilvania,” y la tercera fue, “Hiram la Gran Logia de Pensilvania” Estas tres Grandes Logias se reconocieron formalmente en 1847 y formaron una Gran Logia Nacional conocida como “Muy Respetable Gran Logia Prince Hall”.

Es de mucha valía comentar que en los primeros años, la Logia Africana fue visitada libremente por HH:. blancos. Después gradualmente algunas Grandes Logias blancas, actuando ligeramente, prohibieron estas visitas y como tenían la ventaja de la jurisdicción territorial exclusiva, se pusieron de acuerdo para suspender definitivamente tales visitas, ya que los acusaban de “irregulares”. Sobre todo después de la muerte de Prince Hall debido a que la Gran Log:. Unida de Inglaterra no les renovó la Carta Constitutiva. En 1847 la Gr:. Log:. de Massachussets la reconoció, pero los MMas:. blancos y negros debían permanecer separados. En 1875, el Congreso de “La Unión de Grandes Maestros” reunido en Darmstadt, Alemania, aprobó recomendar a las GGr:. LLog:. alemanas el reconocimiento de las LLog:. de negros en los Estados Unidos, lo cual se cumplió. Asimismo, se lo recomendó a las Potencias Masónicas de Hungría, Suiza e Italia.

A partir de 1848, las GGr:. LLog:. de Nueva York, Pensilvania, Nueva Jersey, Delaware, Virginia, Ohío, Ontario, Tennesse, Missouri y otras doce ciudades se unieron para formar parte de lo que es hoy la Muy Respetable Gran Logia Prince Hall.

A la postre, la Gr:. Log:. Unida de Inglaterra no tuvo otra alternativa –después de casi doscientos años de lucha– de darle el reconocimiento a la Gran Logia Prince Hall pero lo retiró el mismo año, argumentado la “falta de pago” en ese período. Finalmente tuvo que hacerlo en 1994.

Hoy, la Muy Resp:. Gr:. Logia Prince Hall cuenta con más de 4.500 logias a nivel mundial, con 44 jurisdicciones independientes y con más de 300.000 miembros.

Para concluir, podemos afirmar lo siguiente:
  • En definitiva, los inicios de la Masonería en Estados Unidos se hallan íntimamente ligados a los de su propio nacimiento como nación y esto hizo desde tiempos muy tempranos que la pertenencia a ésta fuera vista como un símbolo de status entre la clase anglosajona tradicionalmente dominante, la cual, actualmente, ha perdido protagonismo. Sin embargo, dicha clase consiguió al mismo tiempo trivializar y pervertir el carácter original de la Masonería.

  • Las perspectivas de la evolución de la Masonería en el país más poderoso e influyente del mundo son pesimistas, porque allí la Orden se halla rodeada de intolerancia religiosa, de racismo, y de conservadurismo. Deseamos que de este breve ensayo os quedara la idea de que, desde nuestro punto de vista, no es ésta la Masonería que nosotros debemos buscar y, sobre todo, debemos aprender de los errores de otros para mejorarnos nosotros mismos.
  • Obviamente las LLog:. Prince Hall son tan racistas como lo fueron las que provocaron su aparición, en las que no se admitía la entrada de gente de color. Pero lo cierto es que las logias de Prince Hall están jugando un papel fundamental en la sociedad americana como medio para dignificar este grupo social y en su formación general.
  • Preguntamos para reflexionar: ¿por qué los HH:. de Prince Hall son tan racistas? ...¿a caso ellos no han sido discriminados desde que sus antepasados fueron secuestrados, vendidos, torturados y asesinados? ...¿Dónde están los principios de igualdad, libertad y fraternidad que supuestamente practicamos? ...¿Por qué los HH:. blancos norteamericanos no pusieron en práctica el lema emancipador a partir de la Independencia?

--

1 comentario:

Aristides dijo...

Valle de Colón, Oriente de Panamá
17 de enero de 2008 E:.V:.

R:.V:.H:. Mario Morales, en primer lugar debo felicitarlo por su trazado sobre las logias Prince Hall, es un excelente trabajo, nos enseña lo que no es masonería entre los hermanos, por motivos raciales. Tanto blancos como negros, mestizos, etc. somos todos iguales, con las mismas enfermedades y alegrías ya que el dolor no conoce de raza. Ojalá en el futuro los hermanos de nuestra augusta orden, utilizen su mazo para debastasar su piedra bruta interior y NO para golpear moralmente a otros hermanos. Le reitero mis congratulaciones, y reciba un T:.A:.F:. desde las costas panameñas.

Q:.H:. Aristides Meléndez M.
S:.V:. de la R:.L:. Bayano No. 26,
Rito Emulación.
M:.R:. Gran Logia de Panamá